Aragón es tierra de buenos alimentos, prueba de ello son las abundantes denominaciones de origen protegidas e indicaciones geográficas protegidas que hay en su territorio. Vinos, aceites, carnes, frutas y hortalizas están amparados por alguna de ellas y son muestra de los manjares certificados con los que cuenta la región.

Pero no son los únicos, Aragón también elabora alimentos con el sello C’alial, que garantiza que se trata de productos de calidad diferenciada.  Desde la longaniza hasta las frutas de Aragón, pasando por un pan “Chusco” que por su color y formas irregulares recuerda al relieve montañoso de la región, más de veinte productos cuentan con un reglamento que permite a los elaboradores colocar este sello en sus  alimentos.

Para difundir la calidad de estas producciones el Gobierno de Aragón ha puesto en marcha un plan estratégico bajo el lema Comparte el Secreto, cuyo objetivo es dar a conocer una realidad que todavía permanece oculta para muchas personas.

Si te gustan los alimentos de Aragón… comparte el secreto.

Más información